Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Portada

Mi intención no es hacer una reseña al uso ya que las hay muchas y muy buenas sobre esta primera edición en castellano de los Cuentos Completos (Alpha Decay) de Hector Hugh Munro, comúnmente conocido como Saki.

He pasado buenos ratos dejándome llevar por la ironía, el inconformismo y un punto políticamente incorrecto de alguno de sus relatos. Cierto es que algunos no han llegado a engancharme pero esto pasa, incluso, en las mejores ‘familias’ de relatos.

Saki

A continuación, he extraído algunos fragmentos que espero que motiven la curiosidad de aquellos que, por uno u otro motivo, no se han acercado a la obra de Saki:

Reginald en el Carlton

– Puedo llamarla Irene, ¿verdad?
– No creo que me conozca desde hace tanto tiempo para eso.
– La conozco desde hace más tiempo de lo que la conocían sus padrinos cuando se tomaron la libertad de ponerle ese nombre.

Las Rubaiyyat de Reginald

El otro día (confesó Reginald), mientras mataba el tiempo en el baño y hacía propósitos para el Año Nuevo, se me ocurrió que me gustaría ser poeta. El requisito imprescindible, tengo entendido, es haber nacido. Bien, busqué mi partida de nacimiento, vi que en ese punto todo estaba en orden y a continuación, empecé a trabajar en un Himno al Año Nuevo que me pareció que tenía posibilidades.

Al final, la duquesa declaró que no iba a escribir nada desagradable en su libro, y yo le respondí que no iba a escribir nada en su desagradable libro, así que tampoco estábamos tan distanciados en nuestras posturas.

Reginald en Rusia

– En el colegio siempre me negué a aprender geografía rusa – observó Reginald-; estaba convencido de que algunos nombres no podían estar bien.

Tiene unos rizos naturales, sobre todo los domingos, y juega bien al bridge, incluso para ser ruso, lo cual es decir mucho. No creo que posea ninguna habilidad, pero el afecto que siente por su familia es grandísimo. Cuando murió su abuela materna no llegó hasta el punto de abandonar por completo el bridge, pero en los siguientes tres meses declaró sólo palos negros. Eso, a mi entender, fue un detalle muy hermoso.

El soñador

Cyprian era un muchacho que poseía desde pequeño la mirada pensativa de un soñador, los ojos de alguien que ve cosas no visibles para el común de los mortales y que atribuye a los objetos corrientes de este mundo cualidades insospechadas por el hombre de a pie: los ojos de un poeta o de un agente inmobiliario.

Anuncios

Read Full Post »

In spring of youth it was my lot
To haunt of the wide world a spot
The which I could not love the less-
So lovely was the loneliness
Of a wild lake, with black rock bound,
And the tall pines that towered around.

But when the Night had thrown her pall
Upon that spot, as upon all,
And the mystic wind went by
Murmuring in melody-
Then-ah then I would awake
To the terror of the lone lake.

Yet that terror was not fright,
But a tremulous delight-
A feeling not the jewelled mine
Could teach or bribe me to define-
Nor Love-although the Love were thine.

Death was in that poisonous wave,
And in its gulf a fitting grave
For him who thence could solace bring
To his lone imagining-
Whose solitary soul could make
An Eden of that dim lake.

Read Full Post »

Poe

No se ajusta a la realidad. Tampoco es estrictamente ficción. Se trata más bien de una sofisticada mezcla de ambas, a veces difíciles de diferenciar. El escritor neoyorquino Stephen Marlowe ha recreado en la novela El faro de la última orilla (Seix Barral) los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe, sobre los que se tiene una información muy escasa. Marlowe ha invertido un año y medio de esfuerzo en la creación del libro, pero se siente contento porque, dice, “si escribir un libro no me supone un desafío, no lo escribo”.A partir de las jornadas previas a la muerte del autor de El escarabajo de oro, El faro de la última orilla construye una biografía de Poe que combina lo que fue la vida del escritor con lo que hubiera podido ser. “Poe tuvo una vida triste, llena de miseria, y no conoció la fama. Yo quería darle la posibilidad de cambiar las cosas, de ser rico. En el libro le hago buscar un tesoro, porque considero que es más importante buscar que hallar”, explica el autor. Marlowe ha construido su novela a base de una extensa documentación -“leí muchos libros sobre Poe, y lo con textualicé con numerosos textos de la obra”, dice-, y principal mente a partir de una fructífera imaginación en un estilo literario que imita al de Poe.

Marlowe explica como una anécdota la razón que le hizo dedicar un libro a la vida del escritor. Un día, consultando viejos periódicos en la biblioteca norteamericana de París, leyó la noticia del descubrimiento de un manuscrito de Alejandro Dumas en el que aseguraba haber estado con Poe en París unos determinados días de 1832. Marlowe sabía por otros documentos que en tales fechas Poe se encontraba en Baltimore.

“Así que pensé que, si era imposible que hubiera sucedido así, yo podía hacerlo real en una novela”, recuerda. De este modo empezó a concebir una historia en la que un Poe alcohólico y enfermo tiene alucinaciones y sueños que le hacen vivir situaciones fantásticas. Habla con famosos personajes de sus cuentos, persigue el rastro de su hermano fallecido 20 años atrás a causa de la tisis o se beneficia de la magia de un fragmento de la imagen de un dios tribal. En un retrato más ortodoxo, llora la muerte de su joven esposa, una prima camal con la que contrajo matrimonio cuando ella tenía tan sólo 13 años, malvive haciendo trabajos elementales en diversas revistas literarias y provoca las iras de sus compañeros de profesión por culpa de su sinceridad.Son dos Poe antagónicos, de imposible coexistencia, pero Marlowe los agrupa mediante historias paralelas que se entrecruzan sin previo aviso. “Sé que al lector le resulta muy difícil discernir cuándo describo la realidad y cuándo invento las cosas. Pero es que a veces ni yo mismo lo sé, y además quiero que le cueste trabajo leer el libro, porque a mí me ha costado escribirlo”, asegura el autor, un viajero incansable que ha residido en una veintena de países, entre ellos España, y que ha trabajado en las biografías de Colón y Cervantes, entre otros.

Extraído de http://www.elpais.com/articulo/cultura/MARLOWE/_STEPHEN/POE/_EDGAR_ALLAN_/ESCRITOR/Stephen/Marlowe/recrea/libro/ultimos/dias/Edgar/Allan/Poe/elpepicul/19960819elpepicul_1/Tes)

Recomiendo la lectura del libro junto con la entrada de Poe en la Wikipedia, muy completa por cierto: http://es.wikipedia.org/wiki/Edgar_Allan_Poe)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: